sábado, 26 de febrero de 2011

Cultivando el Alma




Cuando se hace el bien alguien es el Señor de todos los Cielos que lo indica.

Cundo una persona que no se ve desde tiempo y de repente llama es el Señor de todos los Cielos que obra.

Cuando se recibe algo ansiado sin haberlo dicho es porque el Señor de todos los Cielos conoce tu corazón

Cuando se este en una situación caótica sin respuestas es el Señor de todos los Cielos que en silencio sostiene.

Cuando los problemas quiebran el alma es el Señor de todos los Cielos que los toma en sus manos y resuelve a favor del necesitado.

Cuando una inmensa tristeza yace en el alma y de repente como si un bálsamo fuese derramado aparece una paz inexplicable que invade todo el ser es el Señor de todos los Cielos que te dio consuelo con un abrazo y en esperanza reconforta tu alma.

Cuando se esta tan cansado de la vida, a punto de querer morir… y de repente un día, se tiene la fuerza suficiente para continuar es el Señor de todos los Cielos que te cobija en sus brazos y te da descanso.

Cuando se pone la vida bajo la conducción del Señor de todos los Cielos entonces se obran milagros.





Detalle

Dejo tales rosas para que perfumen vuestras almas


Marita García





Mis Blogs


www.walktohorizon.blogspot.com
www.panconsusurros.blogspot.com
www.cosechadesentires.blogspot.com
www.newartdeco.blogspot.com
www.lasrecetasdelaabuelamatilde.blogspot.com
www.cuerposanoalmacalma.blogspot.com

12 comentarios:

La Gata Coqueta dijo...

Lo que está muy claro y sin ninguna duda es que cuando las cosas suceden siempre es por un motivo dado, que al principio se recibe con decepción pero según pasa el tiempo se va construyendo las formas de muy diferente sentido.
Cualquier imprevisto es un motivo de enseñanza que deja como regalo el sutil mensaje que hace que siga creciendo el interior del espíritu...

El abrazo de esperanza que nunca se debe de perder para todo aquel que lo desee.

TQ.

Marí

♥♥♥ M @ r Y ♥♥♥ dijo...

Bella escritura

Te dejo mi cariño.
*¸.•´¸*.•*´¨) *¸.•*¨) ¸*.•´*¸.•*´¨)*
*(¸*.•´ (¸.*•` * ¸.•´*¸.•*´*¨) ¸*.•*¨)
♥♥♥ M @ r Y ♥♥♥

Duarte dijo...

María del Carmen,
Cuanto lamento todo que te ha pasado...
Cuidate, que los esfuerzos se pan, y a que precio!
Está claro que cuando se trata de un padre o de una hija, todos los esfuerzos son pocos. Espero que, por lo menos, todo lo hecho haya tenido su recompensa, como un premio al esfuerzo.
Recibe todo mi afecto en un gran abrazo

Poetiza dijo...

Maricarmen, que bello detalle nos dejas, perfuma mi alma al recibirlo. Gracias. Besos, cuidate.

El Gaucho Santillán dijo...

Con Dios, lo tenemos todo.


sìn Èl, no somos nada.

Un abrazo.

Janeth dijo...

Amiga querida estoy convencida que Dios en su infinita bondad y misericordia obra en la vida de la gente creyente y en la que no cree tambien, con la unica diferencia que los no creyentes no se dan cuenta de aquellos pequeños milagros en sus vidas, es muy bello caminar de la mano del creador, el ver que Él no tiene reparos en brindarte su gran amor incondicional...

Silvia dijo...

MARIA DEL CARMEN : ME ENCANTA VISIATRTE Y VER QUE HAS ESCRITO LO TUYO SIEMPRE ES MUY BUENO.
,ME LLEVO TU RAMILLETE BESOTES
SILVIA CLOUD

Jose_Kunita dijo...

FELIZ DÍA, BONITA!!!
UN BESO :x

Hada Saltarina dijo...

Yo también creo que es así. Un abrazo

Chuta dijo...

Dios es amor... y la vida esta llena de EL.
Cuidate mucho ...
Pero Dios es muy grande y todo en esta vida tiene un por que?

Doncel dijo...

Muchas veces, la mayoría de las veces es bueno terner fe en el Señor de los Cielos, pero otras veces,algunas veces, el Señor de los Cielos parece que no está. Los japoneses seguro que están pensando en Él.
María del Carmen,
Mi cariño sincero desde esta colina.
Doncel

La Gata Coqueta dijo...

Al descubrir la mañana se inicia un sendero de sueños donde el alma goza desnuda, al lado de la humildad. Y al reclinar la tarde, medita bajo la atenta mirada de la sensación reconfortada.

Soy un caminante que inicia el vuelo en busca de un sueño...

Viajando por el mundo, en cada uno de los pilares que se van forjando con el paso del tiempo llamados amistad.

Un día te conocí por obra del destino, percibiendo en el fondo de tus pupilas el mudo silencio de la soledad y el sentimiento ajenos a ti, para ser consolados con tus rimas en las horas de sombras inciertas.

Razón por la que descanso en los laureles de la colina del ruiseñor, al verme reflejada en el haz de luz que de tu alma vas desprendiendo...

Buen comienzo de semana!!

María del Carmen