viernes, 18 de junio de 2010

Meditación con Mandalas

Crear mandalas e interactuar con ellos, ya sea a través de la meditación o con la simple observación, abre puertas hasta el momento desconocidas, dejando que brote de forma libre y natural la sabiduría interior.

En términos religiosos, el mandala representa el área sagrada dentro de la que pueden surgir experiencias espirituales. -

Ver post anterior y actual sobre Mandalas en

La experiencia de realizar un viaje espiritual en un lugar sagrado forma parte de una de las principales concepciones religiosas del budismo.
Así el mandala es un símbolo de crecimiento espiritual cuyo punto central es la mente.
La relación que se establece a través de la contemplación de la geometría del mandala incita a un estado de meditación que ayuda a explorar los rincones de la psique.
Los mandalas se describen como diagramas del cosmos en
un sentido externo y en un sentido interno como guías hacia prácticas de meditación.


En los escritos sagrados del Tibet se dice que durante la meditación uno debe contemplarse a sí mismo y a todas las cosas como un mandala sagrado.
La persona que está meditando tiene que situarse en el centro del mandala pensando que es como el buda y que se relaciona integralmente con el intrincado diseño del Universo.
Se puede ver a estas imágenes como un diagrama cósmico que nos recuerda nuestra relación con el infinito, que el mundo se extiende más allá de nuestros cuerpos y mentes.
Las cuatro puertas que rodean el mandala significan la habilidad de la espiritualidad para desplegarse desde el sitio sagrado hacia otros tiempos y espacios.
Los mandalas simbolizan realidades materiales e inmateriales en todos los aspectos de la vida: los círculos celestiales que llamamos Tierra, Sol y Luna, así como círculos de amigos, familia y comunidad.


El trabajo de meditación con mandalas puede consistir en la observación o el dibujo de éstos. En el primer caso, con sólo sentarte en un lugar cómodo, lograr una respiración rítmica y profunda, y disponerte a observar algún mandala de tu elección, puede llevarte a un estado de relajación y te sentirás más alerta ante los hechos que suceden a tu alrededor.
El proceso de observación puede durar entre tres y cinco minutos.La meditación activa que realizamos a través de los mandalas nos abre las puertas al jardín del alma individual y el contacto con el espíritu universal.
Propicia el autoconocimiento, la auto-expresión y la curación de la fragmentación. En los tiempos de crisis en que vivimos nos permite hacer centro en nosotros mismos y expandir nuestra conciencia desde el mundo de lo separado y sin sentido al reino de la totalidad y la interrelación.

Así es cómo empiezan a brotar ciertas cualidades y actitudes que nos llevan a vivir mejor. A medida que trabajamos con los mandalas, podemos sentir cómo crece la paciencia en nosotros y disfrutar por esa semilla de paz que estamos sembrando en la conciencia de la humanidad.
La paciencia es el arte de aceptar que hay un momento para cada cosa y que cada proceso tiene su propio tiempo de desenvolvimiento; que no ayudamos a nacer a una mariposa si rompemos su crisálida antes del tiempo que necesita para su maduración ni favorecemos el equilibrio de nuestro trabajo si lo hacemos con urgencia y tiempos fijos.
Otra cualidad que se va desarrollando es nuestra capacidad de asombro, de ver cada instante con ojos nuevos y disfrutar así la vida más plenamente. También cultivamos una actitud de aceptación, con curiosidad ante el cariz que va tomando la obra que tenemos ante nosotros.
Intentamos dejar de lado los juicios automáticos a los que somos tan propensos, esa cruel crítica con la que solemos desalentarnos a nosotros mismos.
Y desarrollar una actitud de desapego dejando libre, soltando, cualquier pensamiento, emoción o deseo que intente apoderarse de nuestra mente.

***

El Mandala Cura el Alma

Ún Abrazo con la Luz del Mnadala

Para Todos Ustedes!

Le Deja

María del Carmen García Lombardía
RRPP - maestra en ceremonial y Protocolo
Escritora - Correctora de Textos.
Coordinadora de Talleres de Literatura.
Artista Plástica- Profesora de Mandalas
***
Mis Blogs
www.walkto horizon.blogspot.com

11 comentarios:

AMBAR dijo...

Muy interesante, pero yo, aún no he terminado los libros de mandalas que me regaló mi amiga Montse cundo estuve en barcelona, ando tan ocupada que no tengo mucho tiempo de pintarlos, seguro que eso me relajaría bastante.
Un abrazo.
Ambar.

El Gaucho Santillán dijo...

Que religiòn tan interesante.

He leìdo mucho sobre ella, y los "viajes astrales".

Muy interesante.

Un abrazo.

Poetiza dijo...

Maricarmen, muy interesante este texto. Yo no se nada de mandalas amiga, pero te leo y siento que seria maravilloso un viaje espiritual----Besos, cuidate.

Maru Marroquin dijo...

Impresionante blog sin dejar atras todos los que tiene. Mis Respetos, usted sabe escribir con sabiduría en las palabras y reflejar sabios consejos y también dejar que uno se guie por la luz de la sutileza de las palabras mas allá del lenguaje humano en expresión entendible... Visíteme! Me gustaría recibir consejos suyos. Animo, Adelante, Éxito y Animo en Todo. Con Fe y Positivismo TODO se puede lograr. Atte, Maru.

EriKa dijo...

Me ha gustado mucho lo que has explicado, conocía algo sobre Mandalas pero ahora no me ha quedado ninguna duda.
Gracias.

PD. No se como puedes con tantos blogs, yo a duras penas llevo uno.

La Gata Coqueta dijo...

Sabes que no tenia ni idea de las características ni conocimientos de Mandalas y desde que te leo ya me van llamando la atención cada día un poquito más, es todo un gran descubrimiento a través de tus blogs.

Un abrazo lleno de rosas de todos los colores, uno para cada día de la semana.

Marçia del Carmen

Janeth dijo...

Precioso post sobre los mandalas, aprendi mucho, gracias por compartir
Besitos siempre
Janeth

EL MUNDO DE WILHEMINA QUEEN dijo...

Me ha encantado visitarte María del Carmen, te felicito por tu blog.
te sigo!
un gran abrazo y gracias por visitarme!

MAR dijo...

Como siempre ...precioso post y precioso Blog.
Besos para ti y rosas rojas
mar

Belkis dijo...

Gracias Maria Carmen por abrirnos las puertas a nuevos conocimientos.
Un abrazo

María Jesús Verdú dijo...

Me agradó leerte en esta tarde de viernes. Ha sido un placer pasar por tu interesante espacio virtual.